29/11/2022

Viroleño Noticias

Somos el medio informativo de mayor credibilidad en el departamento de La Paz y en constante crecimiento en El Salvador.

Pastor y su esposa son asesinados mientras realizaban labor misionera en Haiti

Spread the love

Un pastor y su esposa, que habían dejado los Estados Unidos para construir una iglesia y un orfanato en Haití, fueron encontrados muertos a tiros. La policía dice que el crimen fue cometido por una banda armada durante un asalto a la casa de la pareja.

El pastor Jean Phillippe-Quetant, de 57 años, y su esposa, Erna Plancher-Quetant, de 54, vivían en Fort Myers, Florida. Habían estado sirviendo a los misioneros en Haití durante aproximadamente un mes y tenían vínculos con la Primera Iglesia Bautista Haitiana en Fort Myers.

«Estaban en su casa, donde entró el invasor, y creo que al encontrar a mi madre y mi padre les dispararon a ambos«, dijo el hijo, Kevin Quetant, a NBC2.

Muchas de las pertenencias de la pareja fueron robadas. «Parece surrealista», dijo Tabitha Quetant, su hija. «Podrían haber tomado todo lo que querían y dejarlos a ellos solos, no habrían hecho nada».

«Si pudiera hablar con ellos ahora, solo diría mamá y papá, los amo y muchas gracias por la forma en que nos criaron», agregó Tabitha. La pareja deja cinco hijos pequeños.

Jean y Erna se mudaron de Haití a Estados Unidos «hace muchos años en busca de una vida mejor», según la familia. «Estudiaron y trabajaron duro mientras criaban trillizos, un hijo y una hija».

Los hijos recuerdan a sus padres así: “Nuestro padre Jean Philippe era un pastor muy conocido que amaba a Dios y a su comunidad con toda su alma. Jean Philippe solía despertarse por la noche y orar por sus hijos mientras dormían. Un verdadero protector, un padre amoroso”.

“Nuestra madre Erna era una profesional de primera línea dedicada a la salud, que trabajaba muchas horas para mantener a su familia. Llegaba a casa agotada, pero siempre se aseguraba de que sus hijos estuvieran listos para la iglesia todos los domingos”, añaden.

La familia dice que el pastor Jean Philippe sintió que este era el mejor momento para seguir su pasión y expandir su trabajo en Haití, ya que sus hijos estaban en la universidad y el último niño estaba listo para graduarse de la escuela secundaria.

“Continuaron trabajando duro para cumplir su sueño de construir una iglesia, un orfanato y proporcionar nuevos recursos; como servicios religiosos, la donación de alimentos y ropa, para suplir las necesidades básicas de una comunidad pobre en Haití”, dijeron