30/11/2022

Viroleño Noticias

Somos el medio informativo de mayor credibilidad en el departamento de La Paz y en constante crecimiento en El Salvador.

El Papa Francisco autoriza la Beatificación de los Mártires Cosme Spessotto y de Rutilio Grande y compañeros

Spread the love

La ceremonia se realizará el 22 de enero de 2022 en San Salvador.

La Conferencia Episcopal de El Salvador hizo oficial el anuncio de la beatificación de cuatro de sus mártires. Se trata del Fray Cosme Spessoto, El Padre Rutilio Grande y sus dos compañeros de martirio: Nelson Lemis y Manuel Solórzano.

La ceremonia se realizará el sábado, 22 de enero de 2022 en la capital San Salvador, para la cual el Papa Francisco ha nombrado al Cardenal Gregorio Rosa Chávez para que “en su representación presida esa solemne celebración”.

“Damos gracias a Dios y al Papa Francisco por ese inmenso don, la elevación a los altares de estos cuatro mártires de nuestro país, Rutilio, Nelson, Manuel y Cosme. Invitamos a todos a prepararnos de la mejor manera, para vivir con fruto ese gran acontecimiento”

Cardenal Gregorio Rosa Chávez
Comunicado de la Conferencia Episcopal de El Salvador

El 12 de marzo de 1977 fue asesinado el padre Rutilio Grande junto a sus dos acompañantes, Nelson Lemus de 72 años y Manuel Solorzano de 16, mientras manejaba sobre la carretera que comunica el municipio de Aguilares con El Paisnal, mientra se dirigía a celebrar la la misa vespertina de la novena de San José. Según confirmó la historia, las tres personas fueron emboscadas por los llamados Escuadrones de la Muerte.

Padre Rutilio Grande (al centro), Nelson Lemús y Manuel Solorzano

Mientras que el 14 de junio de 1980 fue asesinado el Fray Cosme Espessoto, alrededor de las 19:00 pm, mientras oraba por su recuperación previo a celebrar la eucaristía mientras fue abatido por personas desconocidos. El Fray Cosme en múltiples ocasiones rechazó la toma de la iglesia de San Juan Nonualco, tanto por la guerrilla y la Fuerza Armada.

Fray Cosme Spessotto

Este anuncio a traído mucha felicidad a la iglesia católica salvadoreña que por muchos años lucho porque esto se cumpliera y se hiciera una realidad.

Con las beatificaciones delPadre Rutilio Grande y compañeros y El Fray Cosme Spessotto, siguen los pasos del Santo Monseñor Romero.